Premios 20Blogs

martes, 26 de marzo de 2019

Marcos Garrido.

Este domingo por la mañana murió un chaval de 14 de años cuyo nombre da nombre a este artículo.
Dentro de lo que cabe la pena y golpe que supone la pérdida de un ser querido, sobre todo si es un niño, no sería noticia nacional (perdóneme la familia si parezco insensible pero no lo soy) si no fuera por morir en un accidente de moto durante una carrera en la que participa. Accidente desgraciado.
Bien, pues todo el mundo se pregunta la razón por la que se permite a niños de esa edad correr en moto. Debate que no existía el sábado. Oí hablar a Héctor Faubel y a José Luis Cardoso sobre ello. Si no recuerdo mal, Héctor era jefe de equipo y hablaba como piloto y padre y José Luis como director del circuito. Faubel formaba parte de aquel equipo Movistar de 50 o 125 cc en el que corría Dani Pedrosa, Toni Elías y un cuarto piloto cuyo nombre no me acuerdo. Ninguno era mayor de edad. Veintitantos años era la edad máximo para competir en la categoría pequeña aunque para llegar allí había que haber corrido Campeonato de España y antes, categorías más pequeñas. No estoy en contra de que cada uno practique el deporte que le guste. Incluso que quiera ser profesional. Pero hay que poner los medios, las ideas y, sobre todo, la cabeza. ¿Qué importa que un piloto italiano o alemán o andorrano compita en el mundial de Moto3con 14 años o que llegue al de MotoGP con 18?
Lo importante es la seguridad y la vida. Si uno es buen piloto, lo será con 14, 16 o 17. No hace falta empezar tan pronto.

miércoles, 20 de marzo de 2019

Deporte femenino.

Este domingo ha sido la fiesta del deporte femenino. Y fue, ni más ni menos, por juntar más de 60.000 personas en el Metropolitano para ver un partido de fútbol. Habrá mucha gente que se extrañe cuando lo normal es que vayan 2.000 personas como mucho. No entraré a hablar del sentimiento atlético. Lo haré de lo poco que importa el deporte femenino salvo en las competiciones internacionales. Confieso que yo también aunque si paso por algún canal deportivo y ponen algo, me quedo a verlo. Deporte de equipo. Fútbol, por supuesto, baloncesto, balonmano, aunque también tenis y atletismo pero menos. Y son deportes que la gente ve. Eso sí, si sabe cuándo y dónde.
Hay que tener en cuenta que en competiciones europeas y mundiales donde van hombres y mujeres, éstas han sumado más trofeos que los chicos. O, incluso, ellos no han traído más que las gracias por venir. Que Mireia Belmonte gane medallas ya no es noticia aunque sea , sí. Que las selecciones de natación sincronizada o gimnasia rítmica rasquen podium se daba por hecho hasta que ha llegado la renovación lo que ha hecho que los jueces fueran más imparciales. Tampoco llama la atención los equipos de balonmano o baloncesto. Pero en atletismo, por ejemplo, tenis si no es Garbiñe Muguruza o rugby a 7 como en las últimas Olimpiadas, si.
De hecho, gracias a que empresas se han lanzado al patrocinio el deporte femenino tiene más tirón. Eso y que la prensa dedica más espacio (tampoco se matan porque las 8-12 páginas del Madrid no se pueden tocar) por lo que la gente para leer sobre rugby, fútbol, boxeo (también ayuda tener campeonas mundiales), ciclismo ..
Se debe romper ese mito de que las carreras deportivas de las mujeres deben ser más cortas por su deseo de estudiar o ser madres. Lo primero puede compatibilizarse y lo segundo no hace más que parar un par de años como mucho. Hay casos de mujeres que han vuelto, incluso, en mejor estado porque el entrenamiento no lo han dejado.
Pero aún queda por hacer. Una mujer que hace deporte no es una mujer que hace deporte. Es deportista. Y como tal hay que tratarla.

miércoles, 13 de marzo de 2019

Ayer

El hecho de ser una persona humilde hizo que prefiriera que destacaran los demás y yo quedarme en la banda mirando. Eso me hizo fijarme en el juego y aprender cosas. Así, cuando uno se pone a hablar de fútbol, se da cuenta de la gente que habla sin saber sólo para demostrar que cree que sabe. A más de uno y de dos he echado de la charla demostrando alguna cosa usando lo primero que tuviera a mano. No para tirárselos, no penséis mal, sino para explicarles cosas.
También se que es fácil eso de ver un partido desde la televisión (lógicamente no es lo mismo que verlo en el campo, cosa de la que también puedo opinar) o a toro pasado.
El título de este artículo es porque quiero acabarlo hoy. Si alguien me conoce sabrá que soy del Atlético de Madrid. Abonado para más señas. Y la idea es hablar del partido de ayer. No suelo hablar de partidos en concreto pero de éste era necesario.
Todos los equipos, sean de la categoría que sean, salen a jugar en cada partido. Todos los equipos, sean de la categoría que sean, entrenan dos, tres o cinco días a la semana en la que se trabajan temas de táctica aparte de la forma física.
Hoy, a más de uno he oído o leído que el Atleti fue un equipo de Tercera. Bueno, puede ser en el sentido de que estuvo muy metido atrás. Un equipo se está jugando el pase a la siguiente ronda de la Copa de Europa con un buen resultado en el partido de ida. Un equipo se está jugando el pase a la siguiente ronda de la Copa de Europa pero todos los jugadores se cansan de decir que no será un partido fácil por la categoría del rival. Un equipo que se está jugando el pase a la siguiente ronda de la Copa de Europa tiene que salir a jugar importándole una mierda el ambiente. ¿La Juve se sintió intimidada por el ambiente que se encontró en el Metropolitano? Puede. Pero le intimidó más el juego de un equipo que anuló a su gran estrella, Cerresiete, y se lo comió. Ese equipo no apareció ayer en el campo de la Juventus. No apareció. ¿Porqué? No lo sé pero echo la culpa tanto al equipo técnico como a los jugadores. Si, les culpo aunque estoy con ellos a muerte. Un equipo al que dicen que tiene la mejor defensa de Europa tiene que demostrarlo. Ayer no se defendió. Ayudas de Koke a Arias. Bien. Ayudas de Lemar a Juanfran. Bien. Pero Koke no está para despejar balones de cabeza en la línea del área pequeña. No se puede poner a Lemar a defender cuando el podre no sabe colocarse. Leyendo los periódicos, se comenta muchas veces que parte de los entrenamiento se basan en defender centro laterales. Ayer la Juve se hartó de centrar desde las bandas. Es más, los mejores jugadores fueron sus carrileros a los que nadie pudo para. Griezman no puede pasarse 70 minutos en el semicírculo del área atlética. Morata no puede estar como una isla entre tres jugadores italianos. No se puede jugar con miedo. Porque el miedo hizo que perdiéramos todos los balones divididos aunque también todos los rechaces iban para ellos incluido un balón que pegó en el árbitro. Ganar saltos a Godín, Giménez o Saúl dice mucho de los otros y poco de los nuestros. Cuando se conseguía robar un balón cerca de nuestro área, lo que se hacía era mandar un pelotazo a donde saliera. ¿Acaso no puede jugarse en combinaciones rápidas centro-banda-centro-centro-cambio de juego (banda derecha Koke-Arias-Koke-Rodri-Juanfran o Lemar)? Lo que peor lleva un equipo que está atacando continuamente atacando es perder un balón y hacer un repliegue rápido. A menos, claro está, que el rival ataque andando. Y menos aún irse contra el mundo cuando la anterior vez han robado el balón porque quien lo intenta llega rebotado después de pasar al segundo defensa. Ayer nadie pedía balones. Eso sí, cuando se llegó a la altura del área, se creó peligro porque la Juve sabía que un gol nuestro era prácticamente la sentencia a la eliminatoria. Pero ahí si que empezaron con los toques. Uno de los problemas que tiene nuestro equipo esta temporada es la falta de tiro exterior. Parece que sólo Thomas tiene esa idea. ¿Acaso Koke, Saúl, Griezman (ayer lo intentó una vez), Rodri, no tienen buen disparo desde lejos? Pues parece que hay que meterse hasta dentro o colgar el balón para que alguien lo remate. El único balón colgado ayer en jugada lo remató Morata. No se puede ganar un partido sin tirar a puerta (dentro de los tres palos, se entiende) a menos que sea de penelty, que no cuenta. Todo mundo habló de lo mal que defendió el Madri$ el día del Ajax. Pues nosotros tampoco lo hicimos mejor. Cerresiete remata en el segundo palo tras ganarle la espalda a Juanfran. ¿Y los centrales? ¿Y los centrocampistas? Los delanteros italianos camparon a sus anchas dentro del área del Atleti. Y si no metieron más goles es porque había mucha gente dentro. ¿Porqué en los últimos partidos el Atleti salió a morder en los primeros 15 minutos y ayer se dejaron la dentadura en el vestuario? ¿Porqué no se estiraron un poco y empezaron a tocar, aunque sean pases en largo, tras el primer gol? ¿Porqué se siguió haciendo el mismo juego tras el segundo? Lo del penalty fue cosa aparte. Aunque sea delantero, Correa debería saber que no debe pegarse a la espalda de un delantero cuando le va a cerrar un central. Correa, que en primer balón que le dieron, con hueco en la defensa italiana creó peligro. Vitolo, que en el primer balón que tocó creó peligro. Bueno, el primero y el único. Igual que Morata y uno más que Griezman. Así, sinceramente, no se puede ganar un partido.
El Atleti llevaba cinco partidos con la portería a cero. Ayer, tres goles. Nunca el Atleti había perdido una eliminatoria jugando la vuelta fuera y con un resultado favorable. Ayer perdió. Nunca la Juve había remontado una eliminatoria llevando un resultado tan adverso. Ayer lo hizo. Todo lo que podía salir mal, salió. Pero nadie hizo nada por arreglarlo. Ni el cuerpo técnico ni los jugadores de los que estoy orgulloso y con los que estoy a muerte.
Decía el Cholo que era normal que hubiera la Juve ganara porque fue mejor. Claro. Y porque no tuvo a nadie delante.
AÚPA ATLETI.
Me dio tiempo.

jueves, 21 de febrero de 2019

El sentido de la vida. La vida con(...)sentido.

Habrá gente que si lee este artículo, lo primero que comente sea el título. Cierto es que no es muy deportivo pero todo en esta vida tiene sentido. Incluso no tenerlo. Y el deporte es parte de la vida.
Dada la explicación del título, vayamos al grano. Teóricamente el sentido del deporte es hacer algo para cuidarse o compartir actividades con los amigos. Se busca cualquier momento libre o cualquier excusa, como tomar cervezas después, para practicar. El deporte es un juego aunque sólo se usa la expresión cuando se habla de temas de equipo. Jugar al fútbol, jugar al balonmano, jugar al tenis, ... Nadie dice jugar a atletismo o a natación. Pero es un juego. Y así hay que tomarlo respetando los valores con los que se practica. Por supuesto que si participas en un nivel profesional o semi, esas cosas apenas se miran pero eso no quita para que se respeten. En todas las fases del juego hay personas por lo que habrá fallos. Unas veces molestaran mucho, otras lo harán menos y seguro que más de una vez ni se nombran. Pero haberlos, haylos. Pues, aunque ganes 20 millones de euros, que evadas cierta cantidad por si no te llegara para la jubilación, porque creas que eres el ombligo de ti mismo (tú eres tu mundo y todo gira a tu alrededor), eres un deportista. Ególatra pero deportista. Y eso conlleva saber ganar. Y eso conlleva que si practicas deporte en equipo, es él quien gana aunque tengas una actuación sobresaliente. Y esa conlleva que si practicas deporte en equipo, es él quien pierde aunque tengas una actuación sobresaliente. No eres tú. No sólo eres tú. Y para saber ganar, primero hay que aprender a perder. Y tú no has sabido, sabes ni sabrás, señor Cristiano Ronaldo.
Eso si, ha habido, hay y habrá más gente como tú así que puedes rebotarte más y sacar la manita a pasear.

martes, 5 de febrero de 2019

VAR en el bar.

Desconozco como funcionan en otros países pero aquí, al volver de trabajar, mucha gente pasa por el bar "de debajo de casa" a tomar una caña, leer el periódico y charlar con los amigos. Como ahora hay fútbol casi todos los días, se ha perdido la tradición de hablar el lunes de lo que pasó y el viernes de lo que pasará. Ahora es casi a diario gracias al VAR. Lo bueno que tiene es que se sigue hablando de fútbol aunque también tiene su lado malo: se sigue hablando de fútbol. Ésto va por la gente que está harta de fútbol. Lo otro va por la gente a la que le gusta.
Antes sólo se comentaban resultados, jugadas concretas como regates, carreras por la banda, goles, ... todo eso contado por la radio. Con la televisión se comentaban esas mismas jugadas añadiendo penaltis, fueras de juego o paradas. Estas jugadas eran motivo de conversación, incluso discusión, durante varios días o jornadas porque podían compararse unas con otras.
Pero el VAR, ay el VAR. Ahora, no sólo se sigue hablando de todo éso sino que además se añaden los comentarios sobre las repeticiones que se ponen, de las jugadas donde debería haberse aplicado, el criterio de los árbitros, etc.
Para ser sincero, nadie tiene claro para que vale. Se supone que lo hace cuando se saca una roja directa a un jugador equivocado, o un gol en fuera de juego. Pero, ¿y un penalty no pitado?¿Una entrada brusca y fea sin pitar?¿Una agresión? Se supone que el VAR ve todo lo que el árbitro no ve. Por eso, las charlas en el bar tienen más miga. Pero se ha perdido lo tradicional.
¡¡¡¡¡¡¡GOOOOOOOOLLLLLL EN LAS GAUNAS!!!!!!

martes, 20 de noviembre de 2018

Más agorerismo.

Mi última entrada en este blog fue después del partido de España ante Inglaterra y trataba sobre el juego y lo rápido que encumbramos a la gente para despeñarla  más rápido aún. Íbamos a ser campeones del mundo tras el 6-0 a Croacia, que no era Croacia sino la subcampeona del último Mundial. Teníamos un juego bonito y efectivo. De todo eso escribí pero también de el mal juego y la poca efectividad de aquel partido que hago extensiva a los dos últimos.
Como dije entonces (creo), he jugado al fútbol mucho tiempo aparte de ver mucho. Sobre todo en los movimientos. A una persona a la que la pagan lo que la pagan por entrenar dos horas al día, si llega, durante cinco días a la semana, se la tiene que exigir que sepa estar en el campo. Y con eso me refiero a entender el juego. Pero parece que no. Si no se puede jugar de una manera, se cambia.
Pero bueno, yo confío en los jugadores de nuestra selección y en el entrenador. En los que ha llevado, los que lleva y los que llevará. Por que son buenos, tienen calidad y sin referencia en sus equipos.
Han cambiado los objetivos, sí. Pero hay objetivos a corto plazo y eso es lo que importa.
¡¡¡ A POR ELLOS !!!

miércoles, 17 de octubre de 2018

Así somos.

Teóricamente, ésto debería haberlo escrito ayer (por el martes de después del partido de España) pero quería avanzar otro artículo que tenía a medias y dejar una jornada de reflexión.
Los españoles somos así. Cuando algo sale bien es lo mejor del mundo (y a veces lo es) pero cuando sale mal .....
Y eso ha pasado con la Selección de fútbol. Desde un par de días antes del mundial hasta el primer partido de esta Liga de Naciones todo eran dudas. El resultado de Rusia, para mí, fue mejor de lo esperado pero recuerdo las críticas cuando se nombró a Luis Enrique de entrenador. ¿Y porqué? Por sus críticas a todo lo que significara Real Madrid. ¿Importaba éso? Pues parecía que sí. Pero mira por donde, a pesar de un inicio titubeante, se empezó a desplegar buen juego y llegaron resultados. Somos campeones de Europa y del Mundo. Hemos ganado al primer y segundo clasificado del mundial de Rusia, tras Francia. Pero, a pesar de todo, siempre hay cosas que no funcionan aunque en fútbol, lo que mandan son los resultados. La gente se queja, sí, pero no se presta atención. Pero mira que cuando viene un varapalo, esas quejas sí se oyen. Yo me he quejado. Pero sigo confiando en este seleccionador.
Alguien dijo una vez que España tenía 20.000.000 de seleccionadores como poco. Todos tenemos un equipo. Todos tenemos una táctica. Todos pensamos en que somos los mejores. Todos pensamos que nadie es peor que nosotros. Recuerdo una vez, el siglo pasado, que España perdió con Inglaterra 4-0 con los cuatro goles de Gary Lineker. Para un señor, ese era el mejor jugador del mundo por aquello. Años después, cuando España parecía que era perseguida por los árbitros, siempre un jugador español era el mejor. Y llegaron los títulos. Y llegaron los batacazos. A partir de entonces se empezó a hablar de gente que iba sin tener que ir y de gente que debía estar y veía los partidos por la tele. Eso, sin hablar del entrenador. Un equipo no debe jugar siempre igual porque el rival estudia esa forma de jugar. Según quien esté enfrente, así de puede cambiar o no esa forma.
Y el lunes hubo de haberse cambiado. Con un equipo especialista en jugar balones largos, con gente que tira buenos desmarques y que, no hace falta que sean rápidos porque ganan muy bien la posición con lo que ya van un paso por delante, que si ésto, que si lo otro. Aquí no puedo poner cara seria para que la gente que me mira crea que sé de lo que hablo.
Pero bueno, diría AÚPA ESPAÑA. Más que nada por que si digo otra cosa van a pensar que soy facha.